Efectos negativos por escuchar trap y reggaeton.

Los adolescentes los más afectados por escuchar y repetir estos géneros musicales.

Columna publicada en diario Tabasco HOY.

La música siempre ha unido a chicos y grandes y es por mucho uno de los lenguajes universales, ya que aunque se encuentre en otros idiomas, activa áreas de nuestro cerebro que dependiendo del ritmo, las notas musicales y la letra de las canciones, produce en nuestro cerebro y sistema nervioso endorfinas, las cuales nos permiten sentir emociones como paz y tranquilidad, si la música es relajante y si por el contrario la música es estridente, o con ritmos violentos y en sus letras manifiestan mensajes de rebeldía, enojo, frustración etc. Las emociones que se despiertan en la persona que escucha estos géneros musicales, son emociones de baja frecuencia y se mantiene con pensamientos negativos así como actitudes de desinhibición o exibicionismo. Lo anterior mencionado es una breve introducción al tema del cual te hablaré.


El trap fue el nombre que se le dio a la mezcla de sonidos derivados del hip hop y la música electrónica. Nació a finales de los años 90 en Estados Unidos. Se diferencia de otros géneros por su ritmo, arreglos electrónicos densos y sombríos. Pueden ser muy lentos y a la vez rápidos. Lo importante no son las notas musicales, sino los efectos sonoros.
Las letras no tratan de dar ningún mensaje positivo, solamente narran de forma explícita historias de lo que viven algunas personas en guetos, como el tráfico de drogas, riñas, armas, sexo, fiestas, excesos, dinero, marginalidad y decadencia. Fue denominado trap precisamente porque los exponentes se sentían en una trampa de la que es difícil salir.


Es importante darnos cuenta como padres, educadores, psicólogos que las letras de estas canciones aparte de denigrar a la mujer también fomentan conductas delictivas así como el abuso de drogas y esto afecta a los chicos los cuales se encuentran en periodo de madurez hablamos de adolescentes, a partir de los nueve años así como también jóvenes que aunque ya hayan terminado la universidad al pasar por momentos de depresión o escuchar ese tipo de canciones que ya no llevan mensajes subliminales, ahora son mensajes muy directos invitando conductas nocivas y a faltarse y faltar el respeto a los demás.


Si tú eres un joven quien está leyendo esta columna te invito a que antes de cantar canciones como: «Felices los 4», «cuatro babies», del cantante Maluma o «Mayores», de Beckie G; entre muchas otras de reggaeton pongas mucha atención a la letra y al mensaje, si bien es cierto que el ritmo es contagioso y atrapa. Es denigrante que tú seas un chico o una chica que cantes esta canción o se la dediques a alguien más.

Y si eres padre o madre quien estás leyendo este tema no fomentes este tipo de canciones ni tomes las letras como algo normal o chistoso y celebres que tu hijo o hija lo cante o lo baile. Exaltemos los valores y llamemos a las cosas por su nombre ni el trap, ni el reggaeton, ni los narco-corridos tienen mensajes positivos y si invitan a los chicos a la promiscuidad, los excesos y el uso de drogas.

Espero que este tema te haya gustado, recuerda que si necesitas ayuda psicológica cuentas conmigo,  haz tu cita al (01993) 351.13.49 teléfono de mi consultorio y por favor deja tu comentario sobre este temo o algún otro que desees que publique.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *